Mendoza la docta, si hablamos de vino

Columna de opinión para Seisentidos club, FM Andina 90.1 Mendoza y Exquisitos Paladares.

Por: Fran Gonzalez Antivilo (Ing. Agrónomo vitícola – Tec. enólogo)

Seguramente alguno está pensando “el Fran se equivocó…le dicen la docta a nuestra ciudad mediterránea, Córdoba”. Es verdad… pero en cuanto a cuestiones de vinos se trata, nuestra provincia a tomado el liderazgo desde hace muchísimo tiempo en la formación de recursos humanos para la industria vitivinícola. Hoy la escena educativa ha cambiado bastante, tal vez por moda, o tal vez nuevos nichos de mercado como el turismo, pero lo cierto es que hay una vasta oferta educativa para acompañar al sector en una continua profesionalización.

Entonces la pregunta que me surge es: ¿Tanto se ha acomplejado el sector que requiere de nuevas formaciones además del agrónomo y el enólogo? ¿En una industria en crisis, todos los egresados, que dicho sea de paso, cada vez están más especializados, tendrán trabajo en abundancia?

Bueno obviamente en la columna de hoy vamos a hablar de la educación, su historia en la provincia y cual es el panorama actual. La primer pregunta la voy a contestar, la segunda es retórica y la contestará el tiempo.

Cuando se habla del cluster (una agrupación de empresas e instituciones relacionadas entre sí, pertenecientes a un mismo sector o segmento de mercado, que se encuentran próximas geográficamente y que colaboran para ser más competitivos) vitivinícola se piensa en las bodegas, la metalmecánica, la tonelería, las distribuidoras de insumos, etc, pero raramente se piensa en que el sector educativo es parte de este sector. Lo interesante es que esta pata del sector, está creciendo a un ritmo explosivo, tanto en cantidad como en diversidad.

La historia cuenta que el puntapié para que estas tierras se llenara de valiosos recursos humanos dedicados a cuidar los viñedos y hacer los vinos fue la quinta agronómica, que estaba ubicada en lo que es el centro cívico hoy en día. Hasta 1939 allí funcionó la Escuela Nacional de Vitivinicultura. Luego se fundó la UNCuyo y funcionó en ese predio la Facultad de Ciencias Agrarias, hasta que fue trasladada a Lujan de Cuyo. Si bien la carrera de agronomía es amplía tiene una fuerte orientación a la producción de vinos y el manejo de los viñedos. Por otro lado, por los mismos años el Instituto Don Bosco comienza a otorgar el título de Licenciado en Enología e Industrias agroalimentaria. Desde ese tiempo para acá no había muchas más carreras relacionadas al vino. Un tiempito después el Liceo Agrícola, dependiente de la UNCuyo empieza a otorgar el título de Técnico Enólogo, para cubrir los mandos medios de las bodegas. Pero aproximadamente pasó medio siglo con solo 3 carreras que acompañaban al sector, y siguen siendo las tradicionales.

Pero como todo cambia, la educación y la necesidades también. Junto con el re-descubrimiento técnico del vino argentino a principios de este siglo aparecieron muchas nuevas carreras. La primera de ellas fue la sommeliería que llegó a nuestra provincia hace solo 10 años, y surgió de la necesidad de personas que pudieran comunicar y tuviesen un contacto cercano con el publico consumidor. Pero en los últimos 5 años ha habido una explosión en cuanto a opciones. ¿Profesionalización del sector o simple moda?. No sé. Lo cierto es que la provincia necesita de personal capacitado en todo el sector del turismo vitivinícola, tanto restorant, cavas, vinerias, bodegas y hoteles. Otros sectores con injerencia en la industria son el marketing para la generación de contenidos, etiquetas, y divulgación de actividades y la ingeniería electromecánica que está implicada en la generación de soluciones técnicas para las bodegas. Hay muchas carreras más involucradas. Hoy la provincia cuenta con más de 50 carreras relacionadas al vino, tanto de posgrado, grado, tecnicaturas (el año pasado se inscribieron más de 1500 alumnos en las más de 10 tecnicaturas que existen en la provincia), carreras cortas y cortísimas. Por historia, calidad y cantidad Mendoza importa estudiantes y exporta conocimientos a todas las regiones vitivinícolas de la Argentina.

¿Cómo cerramos la columna de hoy? Con una hermosa frase que un gran pensador que dice: El conocimiento nos hace responsables. Nos hace responsables a todos los que trabajamos en esta industria de ofrecer un mejor contacto con el consumidor, más información, mejores servicios y por supuesto mejores vinos. Pero para no quedarnos rengos, también cerramos la nota con un consejo: cómprese un vino tinto dulce para el postre y sírvalo con queso azul con dulce de membrillo. Va a quedar muy bien, con sus invitados, si los tiene y con usted.

¿Querés escucharlo ? Acá está el postcast de la columna en FM Andina. Dale Play

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s