Villard Fine Wines, en el fresco valle de Casablanca (Chile)


Un ávido interesado en el vino ya tiene en cuenta que las particularidades de una región se traslada a las uvas, y por ende, a los vinos que de allí surgen. Clima, suelos y orografía son parte de las notas que terminan en una copa de vino. En la nota de hoy trataré de trasladarlo al Valle de Casablanca (Chile) de la mano de una bodega de excelentes vinos como Villard.

Seguramente el nombre de este valle ya le suena, sin embargo, a veces no es tan fácil traer a la memoria la ubicación exacta. Con solo andar unos 75 km por la ruta 68 que va desde Santiago de Chile a Viña del Mar, se encontrará fácilmente con los viñedos al costado del camino. Este famoso valle se encuentra enmarcado por la Cordillera de La Costa por un lado (cadena más baja y antigua que la Cordillera de los Andes) y el Océano Pacífico por el otro.

Con su innegable influencia marítima se lo conoce y aprecia por su clima “fresco” en época de maduración de las uvas ya que la temperatura nunca sube mucho durante el día (máximas entre 23 °C y 27 °C) pero si baja a temperaturas frías durante la noche (entre 5 °C y 10 °C), incluso con heladas fuertes hacia fin del ciclo (abril-mayo), lo que le da su condición de agroclimática de “valle de clima frío”.

¿Y qué tiene que ver con la uva?

Básicamente no se puede (o por lo menos no conviene) cultivar todas las variedades, solo aquellas de maduración temprano o media, y excluyendo a las que tardan más como algunas tintas (ej. Cabernet Sauvignon). Es una zona reconocida por las blancas como Sauvignon Blanc y Chardonnay, y tintas como Pinot Noir, Syrah y Carménere. La maduración de la uva es lenta, “tardona”, pero que se refleja en la copa como una potencia aromática y una acidez bien marcada.

Una bodega tan cuidada como emblemática es Villard Fine Wines de Charlie Villard. Está enclavada casi en solitario. Hay que andar unos kilómetros fuera de la ruta 68 para encontrarse con esta bodega de arquitectura muy llamativa. El productor dedica sus esfuerzos tanto a las uvas de uvas tintas como a las blancas que conduce en espaldero. Pero hay un detalle curioso: también produce Syrah en un sistema de conducción libre, poco explorado en Sudamérica, llamado en cabeza y del cual obtiene los vinos alta gama de la bodega. Tanagra es su nombre. Pero además tiene un amplio porfolio de vinos para conocer y que puede acompañar de “charcutería” (o picada como le decimos en Argentina) que hace más interesante la degustación.

¿La bodega se puede visitar? Apúntelo en su listado de cosas por hacer, se lo recomiendo.

Marca By Fran-01
Todas las fotos de esta nota son propiedad del autor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.